suscribete

suscribete

viernes, 25 de marzo de 2016

ESPEJO DE OESED



El espejo de Oesed es un objeto mágico en forma de espejo que al reflejarnos nos muestra el más profundo y desesperado deseo de nuestro corazón.
La primera vez que lo oímos mencionar es en Harry Potter y la Piedra Filosofal cuando Harry se encuentra el espejo y se ve a sí mismo feliz y rodeado de su familia. Luego, Harry lleva a Ron y éste se ve a sí mismo como capitán de Quidditch, delegado y levantando la copa de las casas y la copa de Quidditch.

Luego, Dumbledore utiliza el espejo de Oesed para proteger la Piedra Filosofal. Dumbledore pone la piedra dentro del espejo y para obtenerla, se debe querer tener la piedra pero no usarla.

HISTORIA
"Hombres se han consumido ante él, sin saber si lo que han visto es real o siquiera posible". -- Albus Dumbledore explicando el peligro del espejo a Harry Potter.

El espejo de Oesed se hizo antes del final del siglo XX. No se sabe quién lo creó, o como llegó a estar en Hogwarts. Una sucesión de maestros han traído objetos interesantes de sus viajes, por lo que podría haber llegado al castillo de esta manera informal, ya sea porque el profesor sabía cómo funcionaba y estaba intrigado por él, o porque no lo entendía y deseaba pedir las opiniones de sus colegas.

El espejo se había mantenido en la Sala de los Menesteres desde 1891. Fue sólo alrededor de un siglo después, en 1991, que el entonces director Albus Dumbledore lo puso fuera de la vista en un aula en desuso, para hacerle algunas modificaciones al espejo, de modo que pudiera esconder la Piedra Filosofal.

El espejo fue descubierto por Harry Potter en la noche que él utilizó la Capa de Invisibilidad de su padre por primera vez, para ir a la Sección Prohibida de la biblioteca para obtener información sobre Nicolas Flamel. En su intento de mantenerse oculto de Argus Flich, el conserje del colegio, se topó con el aula donde se almacenaba el espejo. Al mirar en él, Harry se vio rodeado de sus padres y parientes muertos. Vio a varios miembros de la familia sonriendo. Algunos tenían los mismos ojos verdes, uno tenía las mismas rodillas, una de sus abuelas asentía y sonreía al mismo tiempo.

"No sirve para nada pensar en los sueños y olvidarse de vivir, recuérdalo" -- Albus Dumbledore, cuando descubre que Harry ha estado utilizando el espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada